Ramón Cerezo

Barcelona, 1958.

En el trabajo de Ramón Cerezo, el vacío es responsable de crear la perspectiva tridimensional. Las formas geométricas bajo una apariencia de cálculo y precisión expresan un mundo que va más allá del intelecto. Infinitas líneas y curvas entrelazadas y lanzadas al espacio establecen un diálogo entre la materia y la perforación. Piezas abiertas que abrazan el vacío y su eternidad.

La fuerza que domina su escultura es inherente a la contradicción misma que las constituye: un material pesado como el hierro se vuelve liviano y consigue crear vacío rellenando espacios. Parece introducirnos en una nueva dimensión de equilibrios inestables, donde lo conocido es ignorado, el método se transforma en aleatoriedad y donde la creación es sinónimo de destrucción.

Desde 1991 Ramón Cerezo ha participado en innumerables exposiciones colectivas tanto dentro de España –en Cataluña, Madrid, Andalucía, Cantabria o La Rioja–, como en el extranjero –Francia, Alemania, Reino Unido y Eslovenia–. Muy numerosas son también sus muestras individuales, celebradas desde 1997 en Granada, Barcelona, Terrassa, Madrid, Sitges, Vigo, Xàbia, Bilbao, Almagro y Balaguer, así como en las localidades alemanas de Freiburg y Stuttgart. Finalista en varios certámenes escultóricos convocados en Álava, Castellón o Girona, algunos de sus trabajos integran los fondos del Museo Würth La Rioja, la Fundación Vilacasas Can Mario (Palafrugell, Girona), la Fundación para el arte concreto Roland Phleps (Freiburg, Alemania) y la Fundación Marguerida de Monferrato, 2019 (Balaguer, Lleida).

Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña